El 8 de marzo no sólo un día de celebración, es un día para recordar que en 1857 un grupo de obreras textiles tomó la decisión de salir a las calles de Nueva York a protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban. Esta decisión desencadenó la conciencia de algunas mujeres, que poco a poco nos hemos ido organizando para exigir una igualdad real.
Para poder conseguir esta igualdad debemos concienciarnos que somos personas capaces de cualquier cosa, y esa concienciación parte siempre de la educación, de la buena educación.
Os invitamos a que participéis de este video-forum donde la piedra angular de la liberación femenina es la educación. Pero no debemos entender esta liberación sólo como salir de nuestros hogares y alcanzar altos e importantes puestos en nuestra sociedad, sino como la capacidad de decidir libremente sobre tu propio futuro.